Join us to participate in the upcoming 2019 City:One Challenge. 

Viaje Trabajo-Casa

Se invierte mucho tiempo, esfuerzo y hasta en algunas ocasiones dinero en los traslados en la Ciudad.

Photo of Fernanda Gonzalez
0 1

Written by

Por un tiempo estuve trabajando en una planta en Ecatepec en el Estado de México, así que todos los días debía hacer el recorrido desde el sur de la CDMX hasta allá. El camino de ida no era problema, pero el regreso era casi una excursión. Comencé usando una combi que me llevaba a la estación de metro Indios Verdes y de ahí transbordaba a la línea dorada que me dejaba muy cerca de mi casa. La combi dejó de ser una opción al enterarme de los asaltos constantes que sufrían con un nivel de violencia bastante elevado. La segunda opción fue usar taxi de sitio, para mayor seguridad. Este taxi cobraba 100 pesos por dejarme en la estación Indios Verdes, muy caro comparado con los 8 pesos de la combi. Cuando Uber llegó a Ecatepec lo comencé a usar, era más barato $60-$70 y me daba mayor confianza.

Pasando a la otra parte de mi viaje, el metro, es el mejor medio de transporte de la Ciudad, sus ubicaciones y conexiones permiten recorrer distancias largas en poco tiempo. Lo malo es que no se cuenta con los trenes suficiente para la cantidad de personas que lo usan. Yo lo tomaba en la primera estación y siempre tenía lugar donde sentarme, pero en menos de 3 estaciones más el tren se llenaba y era casi imposible moverse. En época de lluvia o en horas pico los trenes avanzaban muy lento y paraban por mucho tiempo en las estaciones, esto hacia que la gente se acumulara y lo vagones fueran demasiado llenos. El transbordo también se complicaba y al llegar al andén de conexión me encontraba con la misma acumulación de personas esperando a que llegara un tren en el que pudieran subirse. En esos casos me salía de metro y tomaba otro Uber. Al final terminaba gastando alrededor de 100 pesos diarios de transporte.

Mientras iba en el metro podía observar a las personas que regresaban del trabajo, cansados y que después de un día pesado aún les faltaba soportar filas de espera, empujones y un largo e incómodo camino a casa y se me hacía muy injusto que nadie hiciera nada para darle a las personas trabajadoras de la ciudad un transporte público digno.

Finalmente opté por llevar auto al trabajo, me evitaba de problemas y hacia mis traslados más cómodos, pero me hubiera gustado encontrar una mejor solución porque lo que menos necesitaba esta ciudad era un auto más en el tráfico.

0 comments

Join the conversation:

Comment