Join us to participate in the upcoming 2019 City:One Challenge. 

Transporte público, detrás de cada volante hay un abogado.

Viajar por la CDMX es un paseo por un campo minado; no me refiero a los baches, sino a los conductores imprudentes del transporte público.

Photo of Leonardo Calderón
1 2

Written by

Sonia es una mujer muy decidida, aprendió a conducir con algunos cursos de manejo. Antes de salir a carretera practicó mucho en viajes cortos, hoy en día recorre de extremo a extremo la ciudad e México. Sin embargo, hace algún tiempo sufrió un percance, al incorporarse a la autopista, un conductor imprudente de un colectivo (Combi), después de cargar pasaje sobre una autopista en donde no está permitido hacer paradas de ascenso o descenso, aceleró sin fijarse que Sonia se iba incorporando, lo cual generó un impacto con el auto de Sonia. Gracias a que el auto estaba justo enfrente de la combi, el conductor no tuvo manera de darse a la fuga. Inmediatamente Sonia contacto a su seguro, antes de que llegara el vehículo del seguro, ya había 3 Combis de la misma ruta del conductor irresponsable, quienes trataron de disuadir a Sonia, indicándole que ella había tenido la culpa y que le saldría muy caro. Incluso invitaban al chofer a irse a descansar mientras ellos “arreglaban el inconveniente” al poco tiempo llegó el chico del seguro, quien tuvo que soportar las groserías y altanerías de los otros chóferes, posteriormente llegó una cuarta unidad, con un escudo de la ruta en cuestión, supuestamente es una comisión encargada de los asuntos legales de cualquier chófer, pero de nueva cuenta se presentó de una manera muy ofensiva hacia el seguro y hacia Sonia. La resolución del problema después de discutir y que siguieran llegando personas ajenas al incidente que decían ser la familia del chófer fue al rededor de 4 horas. Haciendo perder el día laboral de Sonia. Lo peor de este testimonio, es que a diario hay muchas mujeres que llegan a caer en la situación de Sonia, siendo acosadas por una “pandilla” de conductores que quieren salirse siempre con la suya a través de la intimidación, apropiándose de calles enteras subiendo pasaje incluso en el tercer carril, pero creyendo que nunca tienen la culpa, ya que tienen la certeza que otros conductores aún siendo de otra ruta se detendrán a apoyarlos y a sacarlos de un apuro incluso ayudándolos a darse a la fuga. 

1 comment

Join the conversation:

Comment
Photo of Rockdrigo Morales

Leonardo Calderón Lamentablemente la situación que describes no discrimina entre hombres y mujeres, siempre que se tiene la mala fortuna de involucrarse en un percance con alguna unidad de transporte publico, ya se camión, combi o taxi, la mayoría de estos gremios tienen una forma de respuesta similar, yo pienso que es momento de comenzar a profesionalizar estos servicios, hacerlos que operen de una manera que no afecte la integridad de los demás ciudadanos.