Join us to participate in the upcoming 2019 City:One Challenge. 

Mi historia en el metro.

Rodar o no rodar

Photo of Silvia Vazquez
1 1

Written by

Este es un relato que me compartió una amiga:

Soy una mujer recién jubilada del sector docente, Bióloga, tengo 71 años, vecina de Naucalpan Edo. De México. Con frecuencia tengo necesidad de dirigirme de mi casa al metro, camino tres cuadras para esperar por lo menos quince minutos  al camión, que hace aproximadamente 30 minutos a la estación Rosario con dirección a Tacubaya, en donde transbordo rumbo a  Pantitlán para descender en la estación San Lázaro. En este recorrido hago una hora y media aproximadamente. En total dos horas quince minutos. Lo que considero demasiado tiempo.

En agosto del año pasado en la estación el Rosario, al bajar las escaleras que llevan al andén rumbo a Tacubaya, con  el fin de asistir al  funeral del esposo de mi hermana, sufrí un accidente al resbalar y rodar hasta el final de la escalera, tuve lesiones en todo el cuerpo, pero principalmente,  en las espinillas de ambas piernas y muñecas en las dos manos, y un esguínse en el dedo pulgar de la mano derecha, estas últimas tardaron en sanar totalmente varios meses. Las escaleras del metro en general, necesitan mantenimiento pues están desgastadas principalmente en las orillas. Otro factor que incide en que la gente pueda resbalar en las escaleras es que algunas personas bajan corriendo, esto aunado a la gran cantidad de personas que descienden al mismo tiempo, además se van presionando unas a otras. Hace falta instalar avisos que prohíban  correr dentro de las estaciones, principalmente en las escaleras.

En las horas pico, es casi imposible para las personas de la tercera edad como yo  viajar en el metro, pues ocurre que por la gran población de personas que circulan hay que esperar hasta que pase un tren en donde haya cupo. Hace unos días no pude bajar en la estación que debía sino  hasta después de tres estaciones, por la gran cantidad de gente que obstruyen las puertas. Si asignaran por lo menos un vagón  para las personas de la tercera edad, este problema se solucionaría en parte,  y si hubiera la opción de varios transportes públicos eficientes.



1 comment

Join the conversation:

Comment
Photo of Itzel Garrido

Hola Silvia Vazquez muchas gracias por compartirnos la historia de tu amiga, me parece una buena idea designar un espacio para personas de la tercera edad, de la misma forma en la que se destina un espacio especial para mujeres y niños. ¿Crees que con buen mantenimiento y señalizaciones pudiera mejorar la situación?, En el caso de tu amiga, ¿pudo ser atendida en la estación? o también es un área de oportunidad del transporte?

¡Gracias!