Join us to participate in the upcoming 2019 City:One Challenge. 

¿Es más fácil llegar a luna que moverse en la ciudad?

Cuestionamiento a nuestros sistemas de transporte urbano en una era donde parece más fácil llegar al espacio que transportarse en la ciudad

Photo of Gustavo Ramirez
0 0

Written by

Es de mañana, estamos en Ciudad de México por una visita médica; mi padre está aquí y se dispone a trasladarse de la colonia del Valle al centro de la ciudad. Hasta aquí no parece nada extraño, un simple viaje de conexión metropolitano. Pero hay un detalle, mi padre tiene problemas de movilidad. Se rompió la cadera hace ya unos años y su movilidad es limitada. Él es mayor de edad y ya no maneja; tampoco es de altos ingresos como para tener un chófer o pagar siempre transporte de plataforma.

De nuevo el escenario de moverse de la del valle al centro de la ciudad pasa de ser una tarea rutinaria a ser un desafío mayúsculo. Pasa de ser un simple viaje inter metropolitano de unos cuantos minutos, a ser una empresa tan desafiante como escalar una montaña de 8000 metros de altura.

La interrogante resuena en la cabeza: ¿tiene que ser así?

¿Es esa la realidad que debemos aceptar o podría haber otra solución?

Se sube a un taxi, afortunadamente amable; lo llevan a donde tiene que ir pero no le sale barato. Hace las cosas que tiene que hacer y se repite la situación de regreso.

La pregunta resuena: ¿tendrá que ser siempre así?

Hace días celebramos los 50 años de la llegada del hombre a la luna (una empresa enorme y magnifica), pero al relacionar estos hechos tan lejanos unos de otros, me pongo a pensar cómo es posible que podemos llevar sin ningún problema personas al espacio, y no hemos encontrado la fórmula para desplazar personas dentro nuestras ciudades  de forma fácil, incluyente, rápido y en una forma público –compartido.

No tengo la respuesta, pero creo que el ingenio humano, la innovación, la tecnología y las ganas de ser un mejor ser humano puedan encontrar una respuesta a la situación de mi padre. Al menos ese es mi anhelo y esperanza.

Find this contribution inspiring? Add your own!

0 comments

Join the conversation:

Comment